Es un antiguo ritual Ayurvédico, utilizado durante muchos años en las culturas orientales,  en el que se usa aceite para arrastrar las toxinas de la boca y con ello limpiar todo el organismo.  

Aunque no hemos encontrado estudios sobre éste, se le atribuyen múltiples beneficios a partir de la medicina tradicional y la experiencia compartida por personas que lo han utilizado. Además se trata de una técnica segura, sencilla y de bajo coste, que no perdemos nada por probarla.

Historia

El Ayurveda es una forma antigua de sanación de la India que tiene sus orígenes hace más de 5.000 años, la podríamos considerar como una de las formas de cuidado de la salud más antigua del mundo.

En el Charaka Samhita, un texto de la medicina ayurvédica del 1500 a.c. aproximadamente y que aún se utiliza actualmente, nos habla de los beneficios de esta  técnica (Ch. V -78 a 80). : “Es beneficioso para la fuerza de las mandíbulas, la profundidad de la voz, la flacidez de la cara, mejorando la sensación gustativa y el buen gusto por la comida. Quien realiza esta práctica nunca padece de sequedad de garganta, ni tiene sus labios agrietados; sus dientes nunca tendrán caries y serán fuertes, no tendrá ningún dolor de muelas, ni sensibilidad por la ingesta de ácido; sus dientes podrán masticar incluso las comidas más duras.”

La versión moderna de este método fue introducida por el doctor ucraniano F. Karach, cuando presentó un documento sobre esta técnica en la Sociedad Medica Ucraniana en 1992.

Aceites Utilizados

Para esta técnica puedes utilizar múltiples aceites, hay naturópatas que dicen que puedes utilizar cualquier aceite. De hecho se conocen casos de éxito con la utilización de aceites de sésamo, girasol, oliva, coco y almendra. A parte de los beneficios de la técnica en función del aceite utilizado puede haber ciertos matices. A continuación comentamos los más utilizados:

Sésamo: Este es el aceite que se utiliza según la tradición ayurvédica, aceite de ajonjolí (semilla de sésamo) sin tostar.

Girasol: Este es el que nos recomienda el Dr. Karach.

Coco: Muy apreciado por sus propiedades antibacterianas y antivirales.

Recomendamos aceites vírgenes de 1ª prensada en frio y biológicos. Si no puede ser, asegurarse siempre que sean aceites comestibles.

Método

Se debe hacer por la mañana, al levantarte antes de comer o beber nada. Si quieres también lo podrías hacer varias veces al día, siempre con el estómago vacío.

Tomas unos 10ml (1/2 cucharadas soperas) de aceite y enjuagas bien, asegurando que llegues a todos los rincones de tu boca. Pasando por entre los dientes, la zona de las encías, el paladar,… También movilizas la mandíbula imitando el movimiento de la masticación. Házlo con movimientos naturales, con cuidado, sin fuerza, de manera relajada durante unos 15-20 minutos. Si durante el proceso te sientes incómodo o te molesta lo escupes antes de terminar el tiempo, esto puede ser normal las primeras veces que practiques esta técnica. No se deben hacer gárgaras.

Lo ideal es hacerlo sentado, con la mente centrada en el aceite de la boca y  los ojos cerrados.

Veras como el aceite a medida que se enjuaga se convierte en un líquido más lechoso, más fino y blanco. Si esto no sucede, o no estas suficiente tiempo o utilizas demasiado aceite. Ten en cuenta que esto varía en función del aceite que utilices.

Pasado los 15-20 minutos escupes el aceite, en el inodoro debido a que suele llevar residuos y bacterias. Si accidentalmente te lo tragas no te preocupes que no pasa nada, sencillamente no estarás eliminando toxinas.

Para terminar te lavas los dientes a fondo o también te la puedes enjaguar con agua y sal.


Beneficios que se le atribuyen

El Dr. Karach afirma que la desintoxicación con aceite puede tratar una gran variedad de enfermedades. Entre éstas se encuentran: dolores de cabeza, bronquitis, dolores de dientes, enfermedades de la sangre, padecimientos de los pulmones y el hígado, eczema, úlceras, desórdenes intestinales y desórdenes femeninos.

El Dr. Karach declara que este método extrae las toxinas y las sustancias tóxicas de la sangre a través de las membranas mucosas de la boca. Bruce Fife cree que esta terapia desintoxica el cuerpo y combate los gérmenes y las bacterias que causan las enfermedades de las encías y las caries en los dientes, las cuales contribuyen a otros problemas de la salud.

Se recomienda en lesiones en la piel, eczemas, dolor de dientes, dolor de garganta, úlceras, sangrado de las encías, enfermedades respiratorias, alergias, asma, trastornos ginecológicos, dispepsia crónica,…

Algunos de los beneficios reportados por las personas que lo practican son: dientes más blancos y brillantes, encías saludables, previene el mal aliento, aumento de la energía durante el día, mente más clara, disminución de los dolores de cabeza, descongestiona los senos nasales, alivia las alergias, mejora el sueño, regula los ciclos menstruales, mejora del sistema linfático,…

Conclusión

Todo un remedio casero que previene enfermedades y nos mantiene sanos. Es una técnica que promueve la auto curación desde dentro, al ayudar al cuerpo a deshacerse de las toxinas que hemos acumulado.

Categorías
Calendario
En estos momentos no podemos mostrar eventos. Por favor compruébenlos más tarde.
Próximos eventos
En estos momentos no podemos mostrar eventos. Por favor compruébenlos más tarde.